El lugar de referencia para aquellos arquitectos que quieren saber más sobre empresas de servicios profesionales de arquitectura.

Blog

“Trabajando en el extranjero” Entrevista a 4 jóvenes arquitectos.

Arquitecto se es desde la época de estudiante, hasta que se produzca el cese de la práctica profesional y el hecho lúptuoso. Las dos condiciones son necesarias lamentablemente, la primera porque si se han firmado obras existe una responsabilidad del arquitecto que los abogados están empeñados en exigir muchas veces de manera injusta y la segunda porque mientras uno viva es arquitecto, aunque se dedique al encaje de bolillos.

Y otra cuestión: arquitectos somos todos, los que lo somos evidentemente ;-) Tanto nuestro archiconocido Joaquín Torres o nuestro afamado Rafael Moneo, como ése que está apunto de terminar la carrera. En bsA nos interesan todos.

Hechas estas disquisiciones, os cuento que hoy nos toca centrarnos en los albores de las edades del arquitecto, en los comienzos. Sí, ahora se que a más de uno le estará rondando por la cabeza algún pensamiento melancólico: juventud divino tesoro. Si pensamos en un arquitecto jóven, hoy en día: año 2012, imaginamos inmediatamente a alguien que está pensando en irse a trabajar fuera del pais, por razones intrínsecas al propio hecho como son: reafirmar un idioma, conocer otras culturas, viajar, etc o por razón de necesidad: aquí hay poco tajo. Pensamos que es alguien a quien le han vendido en las escuelas una profesión maravillosa, que lo es, que tiene que enfrentarse a una situación sectorial dantesca.

Vi el perfil de María José Orihuela en Linkedin y me llamó la atención su estancia en Gensler, posiblemente la mayor empresa de arquitectura del mundo con más de 2.000 trabajadores. Además las prácticas habían sido en Shanghai y eso si cabe hacía más interesante a mis ojos el CV de María. Le envié un correo y le pregunté por su experiencia y si tenía más compañeros con experiencias similares y así empezó a fraguarse la entrevista.

Y hablando de recuerdos, me viene ahora a la memoria cuando estaba en Shanghai visitando sus distintas zonas y en concreto la concesión francesa, buscando un edificio que había visto en Internet y que tenía muy buena pinta. Allí estaba yo intentando dar con él. Las indicaciones no eran claras. El chino medio que va por la calle no habla inglés y no sólo eso, aunque cueste creerlo la mayoría no sabe leer bien el chino, por lo que el viejo truco de llevar la dirección apuntada en chino desde el hotel en una tarjeta, no siempre funciona. La cosa se complicaba. Fue entonces cuando vi la placa de un estudio de arquitectura. Se me abrió el cielo y allí por fin me aclararon dónde estaba lo que buscaba y me sugirieron un par de visitas más. De paso, pude cotillear la oficina, pero esto os lo tendré que contar en otra ocasión que me estoy desviando del tema. En fin, qué recuerdos! Retomemos el asunto que nos ocupa y vayamos al turrón.

Os voy a dejar con María José, Victor, José Luis y Marc. Os van a encantar. La idea con la que me quedé al terminar la entrevista fue: miedo ¿quién dijo miedo?

http://www.vimeo.com/35291547

Esta semana descansamos en cuanto al final humorístico del post.

Comparte y disfruta
  • Print
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter

Quizás también te interese:

Enviar un comentario

Su email no será nunca publicado o compartido. Son obligatorios los campos marcados con *

Activo
Activo