El lugar de referencia para aquellos arquitectos que quieren saber más sobre empresas de servicios profesionales de arquitectura.

Blog

Ministerio de Economía ¿Hablamos de verdad de competitividad y arquitectura?

Autor | José Javier Quintana

Quiero afrontar el asunto de la ley de servicios profesionales (en adelante LSP) desde el punto de vista de la mejora de la competitividad y la correcta eficacia del mercado de los servicios profesionales de arquitectura (en adelante SPA). Demostraré que tenemos argumentos demoledores desde el punto de vista de la economía y la empresa. Creo que la LSP es una oportunidad que ni los arquitectos ni la sociedad deben dejar pasar para mejorar el funcionamiento del “mercado” de SPA y su competitividad.

“El sueño de la razón produce monstruos”

Intentaré explicarme ordenadamente contestando a cinco preguntas.

¿Debe ser sector SPA un sector regulado?

Rotundamente SI.

Las razones las esgrime el CSCAE en su Declaración por la Arquitectura Española, donde queda perfectamente justificado que liberalizarlo sin ningún criterio “supondría una merma de los derechos de los ciudadanos a la arquitectura ejercida en términos de calidad, responsabilidad y utilidad social”.

Quiero señalar que en España, hay otros sectores que están regulados, como por ejemplo, el financiero, el sanitario o el eléctrico, etc. Y que en Europa, USA y en el resto del mundo civilizado, esos países a los que nos queremos parecer, los SPA están regulados. La regulación no implica que no exista competencia y que no se fomente. La regulación debe afectar a quien puede trabajar en este mercado -el arquitecto- y a cómo debe realizarse ese trabajo con las garantías necesarias para la sociedad -la práctica profesional-.

¿Debe existir competencia y fomentarse la competitividad en el mercado SPA?

Rotundamente, SI, entre quienes son realmente competentes.

¿Son muy competitivos los actuales arquitectos y estudios de arquitectura?

El diagnóstico correcto es el primer paso hacia la cura. En números gordos el grado de competitividad es: 10% alto, 40% medio 50% bajo. No hay como salir al extranjero como para averiguar cual es el grado de competitividad real de los arquitectos y las ESPA españolas. No me refiero a la calidad de proyecto o de conocimientos técnicos, hablo del desempeño completo de la actividad.

¿Cómo puede mejorarse la competitividad?

La respuesta es sencilla, de una manera que se incentive la mejora de la calidad del servicio dispensado por organizaciones eficaces y eficientes, que los precios de mercado estén acordes a esa calidad y con el ejercicio de una leal competencia que se encargará de ajustar razonablemente los márgenes.

El fomento de la competitividad en el sector de la práctica profesional de la arquitectura implica acometer al menos 3 cuestiones:

  1. La mejora de la oferta
  2. La mejora de la demanda
  3. La mejora en las organizaciones sectoriales.

1_ La mejora de la oferta.

Significa la mejora de la calidad del servicio. Se fomenta generando buenos competidores y esto puede conseguirse:

  • Promoviendo la excelencia en la formación. Desde hace muchos años se ha producido una clara disminución en la exigencia. Mangado decía recientemente que “El nivel del 80% de las escuelas de arquitectura es bajo”. Un mercado eficaz requiere excelentes profesionales. La administración debe preocuparse en optimizar el perfil del profesional adecuado para dispensar SPA, y en generar especialización desde los estudios. El arquitecto es el grado superior de su sector y por lo tanto es quien debe estar capacitado para resolver las necesidades que éste plantee. Todo esto hace que no tenga sentido que otros profesionales “diseñados” para otras cosas los dispensen.
  • Realizando una estructuración de la oferta por tamaño y volumen, para adecuarla a las necesidades de la demanda e incrementar su grado de competitividad por la especialización. Los segmentos de mercado exigen modelos diferentes. Hasta un cierto volumen de complejidad, es más apropiado el pequeño estudio e incluso el free lance, a partir de un cierto volumen el modelo adecuado es la ESPA y para trabajar en un contexto global es conveniente que la ESPA sea muy grande.
  • La mejora organizacional en las ESPA. Si queremos unos profesionales competitivos deberán asumir su naturaleza empresarial y realizar con excelencia todas las labores necesarias para ser competitivos. Si queremos que las ESPA sean competitivas deberán ser gestionadas correctamente por directivos con carácter ejecutivo. La consecuencia será la especialización y expertización. El proceso de concentración sectorial y la generación de esa clase directiva, que van de la mano, son la gran asignatura de las ESPA en España.
  • Sostenibilidad empresarial. Los profesionales y las ESPA deben ganar dinero, en caso contrario son insostenibles. Si no tienen una retribución adecuada al esfuerzo con el tiempo el Talento se desplazará a otras profesiones, con la consecuente perdida de competitividad. Para determinar un precio, dicen los manuales que deberá existir un coste directo a la producción del servicio concreto. A este coste debe aplicarse un margen de contribución -que en este sector y debida la variabilidad en los encargos, debe estar entre el 40 y el 50% para poder acometer la repercusión de los gastos generales, amortizaciones, impuestos y beneficio.

2_ La mejora de la demanda

Podemos dividir la demanda en pública y privada. La empresa pública -es de todos y sí, también nuestra- tiene la obligación de ser una demanda responsable y esto quiere decir que tiene que abandonar el modelo de contratación existente –una aberración que genera un derroche intolerable de recursos- por un nuevo modelo de licitación pública adecuado a la contratación de los distintos SPA, que permitan la excelencia en el trabajo y la sostenibilidad del sector, como hacen por ejemplo al regular la contratación de la vivienda pública o la venta de suelo público. En el mundo hay buenos ejemplos de funcionamiento de concursos publicos como Suiza. Por una vez aprendamos de los que lo hacen bien.

Esto provocará el necesario ajuste de los precios. La bajada de precios fomentada por el sistema de licitaciones público, hasta el 40% o el 50%, obliga a trabajar muchas veces por debajo de coste. Algo que lo arquitectos nunca debieron permitir.

La responsabilidad de la demanda pública tendrá su efecto en la privada.

3_ La mejora en las organizaciones sectoriales.

Las organizaciones deberán ser asociaciones, fundaciones y colegios, cada una de ellas enfocada en su cometido, respectivamente, defender los intereses del sector, defender y difundir la Arquitectura y controlar la regulación de una manera eficaz y eficiente. Sobre la necesidad del visado hablaré en otro post.

¿De que manera es seguro que no se fomenta la competitividad?

El fomento de la incompetencia es permitir competidores poco preparados o sustitutos intervengan en el mercado con el consecuente destrozo. Permitir que profesionales no cualificados, cualquiera que no sea arquitecto, proyecte edificación es fomentar la incompetencia. Para eso no hace falta ninguna ley, que dejen que cualquiera pueda hacerlo y se atengan a las consecuencias.

El hecho de que hasta ahora los ingenieros hayan podido edificar -naves industriales, agrícolas,etc- no quiere decir que sean el profesional indicado para hacerlo. A la vista está el pavoroso resultado. Dado que existe un más que sobrado número de arquitectos toda la competencia de edificación debería recaer de forma exclusiva en los arquitectos.

La competencia debe por tanto darse entre aquellos que están debidamente capacitados para generar una oferta de calidad y en este caso hablamos única y exclusivamente de arquitectos. La tarea que tenemos por delante es mejorar su competitividad.

Por lo cual, estoy en perfectas condiciones de manifestar que los arquitectos españoles queremos que se promueva la competitividad en el sector de los servicios profesionales de arquitectura en España, para llevarlo a la excelencia.

En ese lugar común avanzaremos juntos para servir mejor a la sociedad, en otros planteamientos nos tendrán enfrente.


Comparte y disfruta
  • Print
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter

Quizás también te interese:

Enviar un comentario

Su email no será nunca publicado o compartido. Son obligatorios los campos marcados con *

Activo
Activo