El lugar de referencia para aquellos arquitectos que quieren saber más sobre empresas de servicios profesionales de arquitectura.

Blog

Soy un joven arquitecto, ¿qué alternativas tengo?

No es fácil la tarea, pero me pondré a ello sin mayor perdida de tiempo. Ahí van diez ideas.

  1. Piensa a largo plazo. Planifica tu vida profesional a cinco años y visualiza ese otro yo dentro de ese tiempo. Desea con todas tus fuerzas llegar a ser esa persona que has imaginado. Te dejo este post de Jorge Más en infonomia “Yo S.A, el plan de tu vida”, para que cojas alguna idea.
  1. Aprende a ser un profesional solvente. El conocimiento es tu mejor herramienta. Dótate de las capacidades y habilidades necesarias. Esto te va a llevar toda la vida, cuanto antes empieces mejor. No somos una fábrica de espárragos, vendemos conocimiento y como puedes ver en la entrada del iese insight sobre conocimiento y ventaja competitiva, “el conocimiento específico puede ser vital para alcanzar una ventaja competitiva sostenible”.
  1. Evalúa tus habilidades y enfócate hacia lo que mejor haces. Recuerda que existen otras derivas profesionales no todo se acaba dentro del estrecho margen de la L.O.E.
  2. Aprende idiomas. Inglés por descontado y si sabes otro mejor que mejor. No seré yo quien te recomiende aprender chino, tú mismo.
  3. Completa tu formación. La carrera te ha dado una visión generalista y ahora puedes especializarte en apartados concretos o puedes aprender sobre otras materias como el project management o la gestión empresarial.
  4. Trabaja para otros. Y aprende de ellos. Por poner dos ejemplos: el viejo método de aprendiz maestro o la guía que puedes encontrar en las grandes empresas como ah asociados ACXT,
  5. Emprende tu negocio. Si como yo tienes la mala suerte de haber nacido emprededor, te acompaño en el sentimiento, estas condenado a emprender y a sufrir/disfrutar el resto de tus días.
  6. Agrúpate con otros arquitectos. Junto a otros siempre hace menos frío. Hay muchos grupos de jóvenes arquitectos con iniciativas muy interesantes, como basurama o PKMN [pac-man].
  7. Agrúpate con otros profesionales. Y aprende a extraer valor de la mezcla.
  8. Trabajar para la administración. Si eres “segurolas” cuanto antes mejor. Saca una oposición.
  9. Dedícate a la enseñanza. Si esa es tu vocación cursa el doctorado. No es excluyente con otras actividades.
  10. Sal al extranjero. Termino con esta recomendación que en mi opinión es la megarecomendación. Ni lo pienses, vete a otro país. Elígelo cuidadosamente, y selecciona el sitio concreto al que vas. Os dejo una página para ir curioseando ofertas de trabajo en el extranjero.


Y por si alguno tiene algún problemilla en su aventura en el extranjero, os dejo este interesante vídeo de Faemino y Cansado dónde explican ” cómo escapar de una cárcel extranjera”

Imagen de previsualización de YouTube
Comparte y disfruta
  • Print
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter

Quizás también te interese:

2 comentarios

  1. Blas Hermoso
    Enviado 12 Diciembre, 2011 de 17:41 | Permaenlace

    Hola a todos, a petición de J.J.Quintana pongo el copia pega de la intervención en otro foro:

    Hoy me he levantado crítico con el universo en general.

    Muy apropiada la fotografía que ilustra el artículo, ¿qué época refleja?, sabemos que él no es el joven arquitecto ¿refleja el momento en que decidió ser arquitecto? Y de ella… ¿es una prima mayor, la vecina, una visitante esporádica del pueblo?

    Así, sumidos en este mar de dudas pasamos a leer el artículo.

    Sobre los diez puntos (que son doce): el 1. Bien, aunque habrá que pensar si quieres ser autosuficiente o vas a seguir “dependiendo”, consideración que cambia el concepto de largo plazo entre tres meses y cinco años.

    El segundo 1. Bien, si no eres solvente mal futuro profesional te espera.

    El tercer 1. Si tienes que enfocar tu carrera a otras derivas profesionales… equivocaste la carrera, pero nunca es tarde para rectificar, cuanto antes se encuentre la vía alternativa, mejor.

    El 2. y el 3. No admiten discusión, sí ó sí.

    El 4. Ahora y aquí lo llevas claro, no vas a encontrar nada y en caso contrario será infrapagado o gratis, cuidado con los que venden “formación trabajando” si es esclavitud encubierta, hay otras maneras mejores de aprender y pasar el tiempo… o pasamos al punto 10

    El 5. Efectivamente es una cruz en este país, pero nos va la marcha, así que suerte.

    El 6. Puede ser una vía, pero mucho ojo, los amigos íntimos de la carrera pueden ser incompatibles a la hora de trabajar (por dinero) y en cualquier caso nunca denomines a tu estudio-empresa con algo que suene a basura, nadie te confiará su dinero.

    El 7. Mezclarse con otra gente fuera de la profesión siempre es bueno, pero hay que hacerse valer… que estamos muy mal considerados últimamente. Puestos a interactuar con los mortales, no es mala idea hecerte del club de golf, de padel, del gimnasio de moda… de cualquier sitio que te permita relacionarte con la gente que tiene el dinerito, al fin y al cabo nuestro trabajo depende del dinero que se quiera gastar otro. Relacionarte, relacionarte y relacionarte.

    El 8. Olvídate, en buena lógica cada vez se van a convocar menos plazas de funcionata y las pocas vacantes que queden tendrán muchas papeletas de estar amañadas.

    El 9. Es una opción, no vivirás de ello, pero siempre es un fijo para los gastos… si además tienes vocación, algo que enseñar y capacidad para enseñarlo… ahora bien, empieza a hacer la pelota en el departamento de tu elección, el sistema de doctorado, tesis y entrar en el departamento en España es absolutamente endogámico.

    El 10. Triste desgracia que empiece a ser “la opción” para los jóvenes y los no tan jóvenes. Fuera no atan los perros con longaniza y según en qué país la profesión es muy distinta a lo que nos han contado aquí, olvídate de diseñar maravillas, de hecho te puedes pasar diez años haciendo detalles de ventanas pero te dará para vivir de ello… y como es posible que la cosa aquí no mejore en mucho tiempo, mejor elige un destino en el que no te importe pasar muchos años.

    Bonus. Se crítico, no malgastes tiempo y esfuerzos, con lo que funciona… a muerte, con lo que no funciona… borrón y a por otra, que el tiempo pasa.

    PD. Sigo dándole vueltas a la foto… no entiendo a qué viene, pero me hace gracia y me gusta.

  2. Enviado 13 Diciembre, 2011 de 11:51 | Permaenlace

    Blas, gracias por tu comentario, que más bien es otro post ;-)
    Aclaro alguna cosilla.
    Me la ha jugado el editor del wordpress con la numeración. Estaba mal numerado. Mea culpa. Corrijo.
    1_ (ex-primer 1) largo plazo es largo plazo. Entiendo no menos de 5 años
    En mi opinión, que sólo es eso, mi opinión…
    3_ (ex-tercer 1) La carrera de arquitectura ha dejado de ser habilitante para pasar a ser capacitante. El ámbito de la profesión es mayor que el de la LOE.
    8_ Hay gente con clara vocación de funcionario. Cueste lo que les cueste, lo mejor es que cuanto antes lo sean. O encuentren un trabajo adecuado a su aversión al riesgo.
    Bonus_ Absolutamente de acuerdo.

    La foto_ Veo que te gusta y tengo que decirte que a mi también. Aparte de su calidad tiene una capacidad evocadora interesante. La tenía desde hace tiempo por ahí, esperando el momento de insertarla en alguna entrada. Me encanta tu historia sobre la foto.
    Lo dicho Blas, gracias por compartir.
    Y al resto de los muy numerosos, aunque “tímidos” seguidores de este blog, os digo que vamos a pedir a los reyes que nos obsequiéis con vuestros comentarios.
    Enriquecen mucho. A las pruebas me remito…

Un Trackback

  1. Editada por última vez por Múltiples significados de ser arquitecto « laboratorio de ideas el 8 Abril, 2012 a las 20:23

    [...] soy un joven arquitecto, ¿qué alternativas tengo? [...]

Enviar un comentario

Su email no será nunca publicado o compartido. Son obligatorios los campos marcados con *

Activo
Activo