El lugar de referencia para aquellos arquitectos que quieren saber más sobre empresas de servicios profesionales de arquitectura.

Blog

Crisis, indignación, arquitectura y liderazgo

(Informe Euroconstruct 2012)

Autor | Germán Cintas Araújo.

La crisis está generando una crispación y falta de recursos que son fuente de malestar y sufrimiento para los agentes implicados en el sector de la construcción, uno de los más castigados. La indignación ante lo irremediable puede superarse mediante un compromiso ético personal con causas justas. Una vez aceptadas la falta de control del contexto y la incertidumbre, es necesario adaptarse y sobrevivir, y para ello es necesario la intuición y el liderazgo en la empresa.

Euroconstruct 2012. Evolución de los distintos subsectores en el mercado español. Índices de producción a precios constantes, base 2007=100.

La noticia la recibíamos en junio, con la prima de riesgo desatada, en medio de una recesión que no cesa, con la incertidumbre sobre el futuro del Euro y el rescate a la Banca, la congelación del mercado inmobiliario, el excedente de la época del boom, el resultado de las auditorías a los bancos y todas estas cosas de las que estamos sobreinformados.

Es innegable que la crisis es algo que a todos nos tiene crispados, invade todas nuestras conversaciones a diario y nos colma de exasperación y pesimismo, y sus efectos se están cebando en nuestro colectivo causando daños económicos y morales irreparables. A la luz de lo expuesto por una parte, pertenecemos al sector más castigado- la construcción- por lo que el índice de paro es altísimo- con la consecuente pérdida general de no solo de capacidad adquisitiva sino de satisfacción de las necesidades básicas, lo que obligatoriamente produce un sufrimiento enorme a los profesionales. Por otro lado, se está produciendo a velocidad vertiginosa la pérdida del estatus social tradicionalmente asociado al arquitecto, lo que a su vez daña la autoestima del colectivo. Esta sensación de pérdida de control de la situación conduce indefectiblemente a lo que técnicamente se denomina depresión. O sea, triplemente jodidos.

La única solución de alivio ante la injusticia del sistema es la indignación y el compromiso ético consecuente con la causa que a cada cual le alivie. Es la única solución saludable y no cabe otra a corto plazo.

Es más, en el caso de que no se reactiven los mecanismos para la inversión privada es posible que las tendencias a la baja sean aún mayores. Tanto vivienda protegida como ingeniería civil, dependiente de las inversiones sometidas a recortes, ofrecen un futuro incierto. Y la construcciones no residenciales también se ven afectadas por los mismos factores que la vivienda.

Bajo este entorno de incertidumbre y pesimismo, tomar decisiones sobre la propia empresa se antoja complicado y solo cabe apelar al sentido común, esa  intuición razonable que tienen las mujeres para sacar su familia adelante con los recursos que sean.

Pues indispensablemente, una vez que entendemos que no tenemos el control del contexto macro y que la crisis es insalvable de forma individual, cada negocio deberá optar por el mecanismo que mejor crean que les permita la adaptación y supervivencia. Y no caben medias tintas, no hablo de creer como seleccionar una acción; la decisión tomada ha de ser una convicción firme, férrea, que acarree un compromiso personal con la empresa y que lidere a todos aquellos que participan en ella, guiada más con el corazón o la intuición que el razonamientos. Ya no es momento de análisis sino de acción. Y la capacidad de liderazgo en este momento será crucial para llevar a buen término cualquier empresa.

Comparte y disfruta
  • Print
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter

Quizás también te interese:

Un Comentario

  1. Enviado 6 Septiembre, 2012 de 9:21 | Permaenlace

    De la crisis a la revolución liderada por los ciudadanos no politizados.

Enviar un comentario

Su email no será nunca publicado o compartido. Son obligatorios los campos marcados con *

Activo
Activo