El lugar de referencia para aquellos arquitectos que quieren saber más sobre empresas de servicios profesionales de arquitectura.

Blog

Viaje al centro de la arquitectura. ¿Igual el problema es que somos demasiados?

autor | José Javier Quintana

¿Igual el problema es que somos demasiados arquitectos con licencia para edificar?  Hoy hablaremos de la importancia del número de arquitectos en España.


Esta es la cara que se os va a quedar al terminar de leer el post

.


Todos sabemos que somos muchos, pero igual el problema es que somos demasiados. Sí, un título de arquitecto es poco más que una etiqueta de anís el mono. Al menos así es como yo lo siento.

¿Pero cómo hemos llegado hasta aquí? Hagamos una revisión del número de arquitectos y del número de ETSAS que ha habido en España desde el año 1940 hasta la actualidad. Pongámoslo en un gráfico para visualizarlo mejor y comprobemos como el incremento del número de escuelas ha disparado el número de arquitectos hasta los límites actuales.

ETSAS (en unidades) y número de arquitectos (en miles). Periodo 1940-2020

La realidad es que mientras haya 55.000 arquitectos (y 30.000 más están en camino) esto no tiene solución. ¿Qué más me da que le den las atribuciones a dentistas, vendedores de seguros, entrenadores de canarios e incluso a ingenieros?

Es irrelevante. Más allá, y esta es la segunda derivada, si no se eleva el listón de exigencia, el título de arquitecto no será garante de que quien lo porta tenga la categoría intelectual y el conocimiento necesario. No puede haber 33 escuelas, porque no hay tanto profesor competente y digno de dar clase, ni tanto alumno capaz. La conclusión es que deben cerrarse escuelas o generar algún sistema de aseguramiento de la calidad exigible, tanto para impartir clase como para recibirla. Otra formula es repensar cómo se accede al ejercicio profesional o mucho mejor, cambiar el modelo profesional.

Ahora bien, lejos todo esto de ser malo, lo peor está por venir, porque resulta que si hacemos una proyección hasta 2080, suponiendo que sigue existiendo el mismo número de escuelas produciendo al ritmo actual, una duración media de la carrera de 10 años y una jubilación a los 70 años, nos encontramos con unas cifras espeluznantes.

ETSAS y número de arquitectos (en miles) proyección hasta 2080 (estimación)

Sí, has visto bien y tienes los pelos como escarpias, ¿no? La maquina de producir arquitectos no para, salen muchos más que los que se jubilan. Esa es la importancia del número.

¿Alguien va a hacer algo al respecto?

.

(Pausa valorativa)

.

Ya sé que me diréis que el ritmo de producción va a bajar porque cada vez se apunta menos gente a esto de cursar Arquitectura. Veamos que pasa si baja el ritmo de producción. Ya que tenemos la excel generada, podemos hacer simulaciones. Si se reduce a la mitad resulta que sigue creciendo el número de arquitectos hasta 2050 y si lo reducimos a una tercera parte comprobamos que el número se mantiene constante hasta 2050 y luego se regula a una cifra entorno a los 53.000 (que por cierto siguen siendo demasiados)

Verde y con asas = Puchero

Simulación del número de arquitectos (en miles). Periodo 1940-2080

Algunos estaréis pensando, que vale pero que muchos de estos arquitectos trabajarán de “otra cosa” y eso seguro que va a ser así por razón de necesidad, pero tampoco arregla el problema de fondo: son demasiadas escuelas. Señores: estos últimos años que hemos pasado con tantas escuelas funcionando han hecho un daño irreparable. Hasta tal punto que lo mismo ya llegamos tarde y esta situación no tiene solución.

La profesión de arquitecto se ha devaluado y no digamos ya su título. Título que un día estuve muy orgulloso de conseguir, allá en el año 1990, porque Arquitectura, Medicina o  Ingeniero de Caminos, eran carreras consideradas difíciles y tenían prestigio, y título que ahora lamentablemente es una etiqueta de anís el mono. Tengo un amigo médico que no ejerce porque dirige su propia empresa y me solía decir al hilo de lo difíciles que están las cosas por mor de la crisis “Javier, a una mala cierro y me vuelvo a poner la bata”.

Nosotros ni la bata, ni el casco, ni NÁ de NÁ.

Termino aportando las soluciones a este desaguisado, y lo digo para que lleguen a quienes tienen la responsabilidad correspondiente. Éstas son:

  1. Reducir el número de escuelas
  2. Elevar el nivel de exigencia
  3. Diferenciarlas por especialización
  4. Adaptar el programa de estudios
  5. Regular el acceso a la práctica profesional
  6. Ayudar a los arquitectos a reciclarse en otros sectores distintos a la práctica profesional
  7. Fomentar el emprendimiento en los arquitectos junior
  8. Fomentar la emigración de arquitectos a otros países.
  9. Adaptar el modelo profesional
  10. Fomentar la concentración en el sector de la práctica profesional

Otro día seguiré, por hoy ya es bastante

Os dejo con el más grande

Imagen de previsualización de YouTube

Comparte y disfruta
  • Print
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter

Quizás también te interese:

18 comentarios

  1. Enviado 9 Septiembre, 2013 de 10:46 | Permaenlace

    ¿Demasiados? Es un argumento tremendamente falaz. Y más viniendo de un “compañero” que si bien parece que no se dedica a “edificar”, si pertenece a la “generación de prestigio”.
    ¿No hay tantos alumnos ni docentes competentes? Poner eso en duda no solo es otra falacia que no tiene fundamento si no que es una enorme falta de respeto tanto a los que tratamos de ejercer la docencia lo mejor que sabemos como a los chavales que se dejan la piel en las escuelas.
    Con estos “compañeros” los ataques de los ingenieros son poca cosa…
    El ejemplo palmario de que no somos demasiados lo tengo en la oficina.
    Las estadísticas que por ahí circulan de que en 2006 hacíamos nosecuantas viviendas por arquitecto son estadísticas de media. Media. ¿Hemos calculado las medianas? Posiblemente sean infinitamente más bajas. Y el ejemplo lo tengo muy cerca. La urbanización en la que resido son casi 1000 viviendas. Obra de un solo estudio, compuesto por no más de 5 arquitectos. Eso hace 200 viviendas proyectadas y ejecutadas en un periodo de 3 años. Más de 60 viviendas por año.
    Nosotros hemos mantenido el estudio con una media de 1 vivienda al año y trabajos complementarios.

    Si fuéramos responsables, si no dilapidáramos honorarios en una economía de escala que solo trata de acaparar encargos a mínimo precio rebajando calidad y destrozando competencia (y aquí podríamos discutir qué generación es la culpable de esto).
    Entonces no sobraría nadie.
    Y esto, Sr. Quintana, es mucho más fácil que cerrar las escuelas.

  2. Enviado 9 Septiembre, 2013 de 11:25 | Permaenlace

    Miguel,
    Respeto tu opinión, es más, es bueno que tengamos opiniones diferentes.
    Intentaré explicarme mejor. En este post intento ser lo más objetivo posible.
    sobre el número:
    33 escuelas son demasiadas como demuestra los gráficos del post. Los números cantan.
    Producir cada arquitecto cuesta una pasta al estado y por ende a todos y cada uno de nosotros. Producir cada arquitecto le cuesta un enorme esfuerzo al propio interesado que se desloma durante 7 años. ¿No estaremos malgastando dinero y talento?
    Cualquier sector con una oferta mucho más grande que la demanda es lo que se llama un océano rojo y no es interesante para trabajar con, digamos, “dignidad”.
    Sobre el nivel de las escuelas:
    No soy yo el único que lo dice. “El nivel del 80% de escuelas de arquitectura es bajo” Mangado
    Mi respeto por aquellos compañeros que obtienen su título merecidamente y hacen buena arquitectura es total y absoluto. Lamentablemente distan muchísimo de ser el 100% de los que salen.
    Sobre el profesorado, predico con el ejemplo, puedo decir que a mi nada más terminar me propusieron quedarme en el departamento de proyectos para hacer la tesis y ser ayudante, cuestión que rechacé porque honestamente no tenía calidad suficiente para ser profesor. Cada vez estoy más seguro de que fue un total acierto. Había y hay muchos mejores que yo para asumir esa responsabilidad.
    No lo tomes en plan personal, esto es la realidad. Sobran arquitectos y si seguimos así, sobraran muchos más.
    Aquí mucha gente se ha dedicado a lo suyo, a ganarse su cocido y le ha importado un pimiento que pasa con la profesión.
    Y como bien dices, yo ya no me dedico a la práctica profesional. Lo que ha cambiado es que ahora si me estoy planteando la docencia con el fin de poder explicar todas estas cosas que son necesarias para que se pueda hacer buena arquitectura, además de proyectar bien.
    Un abrazo Miguel, encantado de “discutir” contigo ;) )

  3. Felipe Uría
    Enviado 9 Septiembre, 2013 de 15:50 | Permaenlace

    Hola, la reflexión que haces era en la que estábamos en diciembre del año pasado. La solución liberal era entender que el mercado nos haría adaptarnos a ese escenario cada uno por la vía que entendiera más razonable.
    Pero en ese momento aparecieron unos “liberales” que, al más puro estilo boliviano, soltaron una bomba de inseguridad jurídica planteando la posibilidad de introducir profesionales sin formación a competir.
    Yo estoy preparado para competir en igualdad de condiciones con el doble de arquitectos que los hoy existentes para la mitad de trabajo. Eso no me preocupa.
    Sí me preocupa que el estado baje la protección de los consumidores y derive esa protección a los tribunales. Porque pasarán décadas hasta que se recupere el sistema actual y yo ya no estaré ejerciendo mi profesiòn.
    Saludos y buen trabajo!

  4. Enviado 9 Septiembre, 2013 de 16:17 | Permaenlace

    Podria verse en otra grafica el ritmo de construccion enEspaña en esos años y la demanda.
    Sobran Escuelas pero no por mala calidad del profesorado… al menos en mi Escuela.
    Buena reflexion

  5. Enviado 9 Septiembre, 2013 de 20:52 | Permaenlace

    A ver, creo que el error esta en considerar a los arquitectos como entes individuales, escindidos de su estructura profesional.

    Lo que no es soportable es una estructura extensiva y casi exclusiva de miniestudios o estudios medios precarizados con un nivel de economia sumergida que roza el 50-60%. Es esa endeblez de la estructura laboral la que genera una situacion en la que es poco menos que imposible internacionalizar una empresa, trabajar fuera (Salvo cuatro gatos, y algunos de ellos con MUY SERIOS problemas cuando intentan exportar el “estudio patera” y les pillan) crecer, mejorar, invertir en formacion de los trabajadores (Porque ni siquiera lo son, son explotados simple y llanamente) en investigación, y, en suma, todo lo que hace que una empresa de servicios pueda mantenerse en tiempos en que las cosas no vienen de cara.

    Aqui, el modelo implantado es el estudio de pocos socios y (caso de haberlos) becarios, interns o falsos autonomos a punta de pala y ESO es lo que no se sostiene. No somos tantos, otras profesiones estan muy cerca y se reparten un pastel mucho menor. Los ingenieros de Caminos sin ir mas lejos rondan los 40.000y su paro “solo” esta en un 10%. Su situacion no es tan precaria… ¿Por que?

    Sencillamente porque tienen empresas de servicios serias. Porque han evitado la economia sumergida en mayor medida que nosotros. Porque pueden licitar en el exterior con garantias y no siendo el ejercito de Pancho Villa.

    En cuanto a las escuelas, es evidente que ha habido grandisimos errores. Entre ellos no esta el de la “calidad” en estereo, esta –y siento repetirme- el de no saber trasladar otras visiones que no sean las del “camino unico” que roza lo sectario y viene cargado de moralina infame. La de las esclavitudes obligatorias, el “esto siempre se ha hecho asi” y la que ha permitido que en esta profesion querer ser un asalariado sea visto como un demerito o como un estado temporal hasta llegar a las paginas de ElHola.

    [Y cuando esto escribo hablo de LA ESCUELA DE MADRID, con fama de ser lo mas mejor del mundo mundial y que ha tenido durante muchos años mas estructura de secta Moon que de centro universitario con capacidad de abrir mentes. Eso sin contar a quienes se valian de su puesto PUBLICO para llenar el estudio. Lo digo para no caer en la clasificacion a la ligera de lo que es “una escuela de calidad”]

    ¿Sobran escuelas de arquitectura? Puede ser. Como de muchas otras cosas, pero este es un problema secundario a mi modo de ver. El problema principal es que no se puede mantener una estructura con una base infundada y moralizante hasta la repugnancia que convierte al arquitecto español en un becario eterno de 40 años a la espera de salir en el AV. Ese es el problema.

  6. Enviado 10 Septiembre, 2013 de 9:20 | Permaenlace

    Javier. Disculpa mi tono inicial. No tenía intención de ser agresivo, pero algunos discursos me encienden.
    Los números no “cantan”. Como bien sabrás se pueden cocinar, y me parece poco serio que pretendas fundamentar tus ideas en una progresión lineal de las estadísticas actuales. No tiene sentido, ni siquiera cuando planteas que se reduzca la “producción” de egresados a la mitad. El flujo de alumnos en los próximos años puede ser muchísimo más variable.
    Sobre el nivel de las escuelas españolas, sigue pareciéndome una afirmación subjetiva y soberbia, y la referencia no me parece tampoco suficiente, y menos cuando en el mismo artículo afirma:

    “Hay una lectura dramática, hay una generación estupenda, bien formada, en la que se ha invertido mucho dinero como para que tenga que marcharse a otro país.”

    Hablas de conceptos empresariales y de negocio, de oferta y demanda, pero pasas por alto mi referencia al volumen de trabajo y los precios. Pensar que “el mercado” es un organismo autónomo y tremendamente sabio en su capacidad de autoregulación es otro argumento que está claramente superado, y a los hechos me remito. El mercado no nos devora si nosotros no nos dejamos.

    Hay trabajo, no solo en la edificación, para todos, solo hay que recuperar la dignidad y la consciencia profesional, no taponar la entrada.

  7. José María Miró Benito
    Enviado 10 Septiembre, 2013 de 10:12 | Permaenlace

    Yo creo que si somos muchos,muchísmos,si contextualizamos nuestro desarrollo profesional a España.En España considero que ahora mismo,un arquitecto tiene tres posibilidades.
    1.Emigrar. Creo nuestra formación nos hace plenamente competitivos a nivel mundial,pero solemos tener (y yo el primero) un alto déficit en idiomas. Aprenderlo cuesta dinero y esfuerzo pero no es imposible.¡Señores!,que hemos superado tropecientas asignaturas de estructuras,miles de horas de proyectos…¡Que no nos asuste el idioma!.A parte de eso,occidente está ya superdesarrollado y construido,pero hay dos tercios del mundo susceptibles de ser desarrollados.Infraestructuras,necesidades de alojamiento,servicios públicos y privados…¿De veras no hay trabajo potencial?. En nuestro barrio o ciudad desde luego,no.
    2.La superespecialización.Que tambien cuesta dinero y tiempo.Saber mas que nadie a nivel nacional e internacional sobre,por ejemplo,”patologías en las soldaduras de estructuras metálicas”,lleva su tiempo y esfuerzo.Superespecialización,sin perder la perspectiva general,esa vision de “director de orquesta” que siempre se ha atribuido a los arquitectos mal llamados “generalistas”.Da vergüenza comprobar en las escuelas de arquitectura (en mi caso la ETSAS) como profesores de instalaciones no te responden nada sobre estructuras,o viceversa,o como algunos profesores de proyectos de los de “relumbrón” de los “revisteros” no tienen ni puñetera idea de estructuras,por poner un ejemplo…y es mas,las desdeñan o desprecian como algo menor…
    3.Dedicarse a otra cosa,que es la que no quiere or nadie. Pero desde luego si hay muchos arquitectos,muchos malos profesores,y muchas escuelas.¿Cerrarlas?.No sé si es la solución,no sé si a la larga por su baja demanda iran muriendo.Pero hay poco más.Todo lo que no pase,en mi humilde opinión,por alguna de estas opciones,es autoengañarse,o engañar a los demás.

  8. Enviado 10 Septiembre, 2013 de 10:24 | Permaenlace

    José Maria,
    La idea de hacer una proyección era poner en blanco sobre negro lo que ha ocurrido y lo que puede ocurrir por el método de reducción al absurdo. Si todo sigue igual hablamos de 153.000 arquitectos y creo que eso no es ninguna broma, lo mires por donde lo mires.
    El número no es la única cuestión importante en el estado de la profesión en España. El modelo profesional está claramente obsoleto, entre otras, por las razones que nos has expuesto y hay que adaptarlo (punto 9 de las recomendaciones hechas en este post)
    Pero esta es otra historia sobre la que expondré mi opinión en otro post, espero que pronto.
    Creo que es algo sobre lo que deberíamos de escribir, para generar debate y para ver si es posible que se produzca un cambio.

  9. Enviado 10 Septiembre, 2013 de 10:30 | Permaenlace

    Felipe,
    Gracias por tu comentario. Hay una cuestión que quiero subrayar y es que producir arquitectos para nada es tontería, porque es muy caro y porque es mucho el talento que se dilapida. Recursos y talento que como país se deberían aprovechar mejor.
    Almudena,
    Gracias también por supuesto. El ritmo de construcción seguro que puede encontrarse en el INE.
    No dudo de la calidad del profesorado. Pero siendo más es menos selecto y en media es peor que lo que podría ser. Sin entrar en absurdas comparaciones intergeneracionales.

  10. Enviado 10 Septiembre, 2013 de 10:37 | Permaenlace

    Miguel,
    Sobre el mercado, pienso que si se pueden hacer cosas para definirlo y una de ellas en nuestro caso es definir cómo son los participantes en el mercado. José María nos habla de empresas de servicios profesionales ESP serías y solventes y creo que por ahí va la cuestión. Un mercado con menos integrantes pero más fuertes (concentración) es mucho más habitable para sus integrantes (los arquitectos en este caso)
    Hay tres modelos de negocio para arquitectos, negocio, comercial y autor. Separarlos y definir cómo deben de ser las ESPA de cada uno de ellos es el futuro.
    Y por cierto, no son necesarias las disculpas, entendí perfectamente el tono de tu comentario.

  11. Enviado 10 Septiembre, 2013 de 10:43 | Permaenlace

    José Maria (Miró)
    Totalmente de acuerdo con tu exposición.
    Una cuarta quizás, montar o integrarse en una empresa de servicios profesionales (ESP) grande. Si no lo hacemos los arquitectos, los ingenieros lo harán y terminaran por ser los propietarios de las ESP, donde trabajaran entre otros, los arquitectos.

  12. chens
    Enviado 14 Octubre, 2013 de 10:46 | Permaenlace

    Es facil hablar estando en una situacion acomodada ojala el que escribio esto se tenga que largar de españa para trabajar en lo que le gusta.
    Lo facil es redcuir la gente que se titula o que se largen a otro pais.
    De defender el trabajo en grupo de arquitectos y trabajar como empresa y no como señores de eso no se dice nada,
    Se ve que quien escribio esto no quiere competencia los recien graduados llegan pisando fuerte les costara mas conseguir trabajo pero estan mejor preparados que en los 90 sin duda… eso es lo que de verdad molesta a los que se habian acostumbrado a la burbuja

  13. Enviado 14 Octubre, 2013 de 11:24 | Permaenlace

    Roberto… sin acritud,
    La realidad es tozuda. Las leyes de los mercados se cumplen y la arquitectura es un océano rojo muy poco atractivo.
    En mi caso, no me planteo trabajar como arquitecto desde el año 95 (ya entonces estaba saturado el sector) cuando tomé la decisión de no ejercer como profesional liberal e hice una integración vertical. Por lo tanto, yo no estuve en la burbuja trabajando como profesional liberal.
    No se trata de reducir arquitectos por que sí. Que sea arquitecto todo aquel que dé el nivel y si son buenos mejor. Ahora bien, de ahí a rebajar el nivel para que la escuelas (que son un negocio) subsistan…y llenar esto de titulados, va un mundo.
    De defender el trabajo en grupos de arquitectos va el siguiente post, espero que lo leas y asumiré tu crítica como asumo y respeto tu comentario.
    No pretendo tener la razón, pero si tengo una opinión formada. Opino sobre cuestiones que me parecen relevantes y desde luego que estoy abierto a escuchar y rectificar si es necesario.

  14. Enviado 23 Diciembre, 2013 de 17:29 | Permaenlace

    Hola JJ, es un honor para mi que te hayas pasado por nuestra página y que nos hayas dejado tu opinión, seguimos vuestro blog desde hace tiempo y nos parece muy interesante.

    Las previsiones de futuro que hacéis me parecen totalmente acertadas, es evidente que el número de arquitectos va seguir creciendo, inevitablemente hasta cotas insostenibles siempre que sigamos en la linea del modelo profesional que se ha llevado practicando hasta ahora. Ese es el axioma.

    La solución por supuesto pasa, en parte, por las escuelas, y negar esto es una falta total de consciencia, las escuelas son la base de los profesionales y actuar sobre esos cimientos es clave para que un cambio profesional sea viable, pero como en la vida real, actuar sobre los cimientos tiene más riegos que hacerlo sobre la cubierta, pero un fallo en la cimentación desemboca en desastre seguro.

    Sin embargo, más que regular el número de arquitectos, para nosotros la solución pasaría más cerca de la diversificación de la actividad, como de hecho se está haciendo desde hace muchos años en países con MÁS número de arquitectos por cada 1.000 habitantes que en España, como por ejemplo en Bélgica, donde los arquitectos han sabido distribuirse en distintos campos y aunque también han notado la crisis, están a años luz de nuestra situación profesional.

  15. Enviado 23 Diciembre, 2013 de 17:37 | Permaenlace

    El honor es mútuo sin duda.
    Veo que estamos muy de acuerdo en muchas cosas y eso me satisface.
    No obstante quiero hacer un matiz a tu comentario. Estoy de acuerdo en que lo fundamental es que el arquitecto sea un profesional multisectorial y que quizás con eso se regularía el equilibrio oferta-demanda. Al fin y al cabo es lo que han hecho los ingenieros.
    Pero a diferencia de los ingenieros que les da igual, un tornillo, que una maquina, que un coche, a los arquitectos por formación nos enseñan sólo a ser Le corbusier.
    Sería necesario repensar el modelo de la carrera universitaria y hacer especialidades.
    Todo el mundo no puede hacer de todo, es más eso no le interesa a casi nadie.
    Gracias por tus comentarios, de corazón.

  16. Enviado 31 Diciembre, 2013 de 0:43 | Permaenlace

    Siento discrepar con algunos de vosotros respecto a sí deberían o no cerrarse escuelas de Arquitectura, mi opinión es que no deberían haberse ni si quiera haber abierto y que el Estado debía haber regulado el tema de las Universidades privadas ya que lo que pasa en este país de pandereta es que el Estado mientras le paguen con impuestos se la suda lo que pase con las profesiones. Por qué cada año que pasa abren más universidades privadas ofertando los títulos que más se demandan sin que el Estado les pare los pies?
    Otro tema es que la profesión se ha ido ya a la mierda porque el puto Tribunal de la competencia eliminó los bardemos mínimos que deberíamos cobrar porque decía que no había competencia, cosa incierta ya que eran bardemos mínimos. Pues este Tribunal ha mandado la profesión a la mierda, como pasó en Alemania hace unos años a menor escala por supuesto, y ahora el Estado alemán ha vuelto a poner unos baremos mínimos.
    En conclusión menos los Colegios profesionales junto con el Estado deberían frenar esta crecida desmesurada de número de arquitectos mediante auditorías internas de calidad y en segundo para frenar esta precariedad de trabajo deberían volver los baremos mínimos porque lo que no puede ser es que un Arquitecto no llegue a ganar ni lo que cobra la chica de la limpieza, con todos mis respetos hacia estas chicas.

  17. Enviado 10 Enero, 2014 de 12:55 | Permaenlace

    hola JJ, llevaba bastante tiempo sin escribir por aquí (aunque os leo siempre…)

    a ver… esto va a ser mezcla de experiencia profesional con ideas

    comienzo a estudiar arquitectura en la ETSA SEVILLA en 1991 (mas o menos coincidí con Germán, aunque no fuimos compañeros en ninguna clase o grupo…)

    la nota de acceso estaba entorno al 7 tras la prueba de selectividad (pocas carreras tenían esa nota de corte y entraban 300 o 400 nuevos alumnos todos los años…)

    hace unos meses fui a la escuela y en una conferencia el actual director de la escuela comenta que siguen entrando mas o menos el mismo número de alumnos que en los 90, y que incluso la nota de acceso ha subido un poco…

    la carrera de arquitectura sigue atrayendo a los mejores estudiantes… y ojalá siga siendo así SIEMPRE, no devaluemos esa ilusión…

    seguimos…

    tras terminar los estudios, entro a trabajar en una empresa constructora, como director técnico (no realizo ningún proyecto, ni siquiera me colegio, no ‘firmo’ nada) mi misión era controlar la forma en la que construía la empresa y buscar pequeñas mejoras en sus procesos y gestión de presupuestos + control económico de obras

    con la burbuja contratamos a 2 arquitectos y 2 ingenieros más para ayudarme en mi labor (nadie colegiado, nadie ‘firmando’ nada)

    todos teníamos sueldos entre 2.000 y 3.000€ mensuales (ni autónomos, ni falsos libres, ni historias raras…)

    así estuvimos más de 10 años hasta que todo esto reventó

    una pequeña empresa constructora daba empleo a arquitectos e ingenieros… y no los contrataba por su ‘firma’

    en el futuro (cuando despertemos de esta pesadilla) la actividad constructora se habrá modernizado, se incrementarán las tecnologías introducidas en las edificaciones y se necesitarán más arquitectos que en la actualidad, incluso construyendo menos…

    en mi futuro las construcciones emplearán a más arquitectos que obreros cargando ladrillos de un lado para otro…

    no veo ningún problema, sólo nuevas oportunidades…

    y para terminar, a aquellos que sueñen con ser el próximo Le Corbusier… jamás dejéis de intentarlo

    por evolución natural, es más probable que surja un Le Corbusier en un océano rojo que en uno azul… la competencia agudiza el ingenio

    saludos

  18. Enviado 11 Enero, 2014 de 11:52 | Permaenlace

    Manuel,
    Me encanta tu optimismo de cara al futuro.
    El arquitecto es el profesional superior del sector de la construcción y por lo que cuentas, tú piensas en un sector industrializado donde haya más operario de bata, en diseño de todo tipo de prototipos y modelos, operaciones y logística, y desaparezcan los operarios tradicionales.
    Me gusta esa visión, creo a pies juntitas en la necesidad de industrializar la producción en el sector y ojalá fuera así.
    Sobre la naturaleza del arquitecto, mantengo mi opinión que la falta de selección baja la media y que la hiper producción es letal para el sector.
    Sobre los sueños, siempre habrá arquitectos con alta capacidad de proyectar, cada año salen los que corresponden estadísticamente, sobre eso no hay duda. Aquellos que tienen esa capacidad pueden y deben aspirar a luchar por construir SU ARQUITECTURA. El problema es cuando se vende la burra a todos los estudiantes porque en el 90% de los casos no tienen esa capacidad minima necesaria.
    Gracias por tu jugoso comentario y te animo a que nos sigas ofreciendo tus opiniones con absoluta libertad.

Enviar un comentario

Su email no será nunca publicado o compartido. Son obligatorios los campos marcados con *

Activo
Activo