El lugar de referencia para aquellos arquitectos que quieren saber más sobre empresas de servicios profesionales de arquitectura.

Blog

¿Estamos condenados a ser Bellos Arquitectos Obsoletos?


Imhotep fué uno de los pocos egipcios que fué considerado como dios (exceptuando los faraones que eran considerados dioses vivientes). Fué visir del faraón Djoser, de la tercera dinastía y fué famoso no sólo como médico sino también como arquitecto, astrónomo y administrador. La célebre pirámide escalonada de Saqqara (cerca de Menphis) la primera de las pirámides construídas en el antiguo Egipto fué obra de Imhoptep y el primer monumento en piedra construído por el hombre.”

Imhptep, sin duda arquitecto vanguardista de su tiempo…

construía unas pirámides estupendas pero mucho me temo que no iba a ser muy competitivo en el mundo actual, a no ser que hiciera un ejercicio de reciclaje más que importante. De igual manera, el arquitecto formado bajo el modelo actual en las escuelas de arquitectura de España que ejerce la práctica profesional según el modelo que defienden los colegios de arquitectos, desde hace ya algún tiempo no está siendo ya demasiado competitivo. Muchos mantienen una cartera de clientes, sí, pero esa cartera de clientes se va desangrando gota a gota como el cuerpo de alguien a quien se le ha practicado un corte en las venas. Y ese alguien, sin darse apenas cuenta, va perdiendo sangre hasta que pierde el conocimiento, de manera dulce dicen. Lo exagero un poco, pero tampoco vayáis a pensar que demasiado y por supuesto, hay excepciones que confirman la regla.

Se que lo que voy a decir no gusta ser escuchado, pero alguien tiene que decirlo. Me produce una profunda tristeza hablar con algunos de mis compañeros arquitectos, en general los de más edad, y comprobar que siguen instalados en el pasado, imbuidos en el día a día de su práctica profesional, a la antigua, entrando sin darse cuenta en la marginalidad del mercado. Desangrándose dulcemente. Algunos incluso ya están muertos, desde el punto de vista empresarial, y lo peor es que no lo saben. Tengo entonces la horrible sensación de ser como el niño del sexto sentido, que es capaz de ver muertos que no saben que lo están.

Imagen de previsualización de YouTube

“Ellos no se ven entre sí. Sólo ven lo que quieren ver. No saben que están muertos”

El arquitecto del que hablo tiene una sólida y completa formación. Una sensibilidad humanística y estética que le aporta mucha belleza. Es un ser bello, pero es un ser obsoleto. No recuerdo muy bien cuando ví por primera vez “Metrópolis”, película que por cierto tengo en DVD y suelo revisar de vez en cuando.

Maria-robot en la película Metrópolis (1926), de Fritz Lang.

Lang imaginó un robot de gran belleza, pero que no resiste la comparación en capacidades con los NS-5 de “I Robot”. No puedo evitar ver a muchos de mis compañeros como esa María robótica de la célebre película del cine mudo, a muchos de mis compañeros e incluso a mi mismo, por mucho que intente ser “de última tecnología” como Sony.

Imagen de la película “I Robot”. Robots NS-5 en formación. Sony en primer plano.

Y tú qué piensas,  ¿somos Bellos Arquitectos Obsoletos?

Comparte y disfruta
  • Print
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter

Quizás también te interese:

7 comentarios

  1. Enviado 26 Septiembre, 2011 de 10:49 | Permaenlace

    Totalmente de acuerdo. La comparación robótica muy acertada.
    El texto me da pie a dos reflexiones un poco inconexas:
    -¿Cómo recicla el mercado laboral a un Arquitecto? No sé la respuesta porque lo de diseñar muebles no me lo creo.
    -¿Porqué mi madre es la única que usa mi titulación? Claro está para fardar con sus amigas en la Pelu…

    Un saludo y Gran Blog.

  2. Enviado 26 Septiembre, 2011 de 11:37 | Permaenlace

    La pregunta que te haces sobre por tu madre…es certera. La respuesta es demoledora, es cierto, todavía mola tener un hijo arquitecto, o que tu hija curse arquitectura. Ayer hablé con una persona, alto directivo de empresa del IBEX 35, ilusionadísimo con su hija.
    A ver, no me parece mal, es humano. Pero también hay que ser realista y saber que o se destaca mucho o es muy complicado.
    Si yo estuviera en su lugar, me marcharía fuera. Suiza, UK, Singapur, Honk-kong, USA…
    Pero hablamos de los de más edad, de esos que como yo, para salir fuera a descubrir el mundo hace tiempo que se nos pasó el arroz.

  3. inconforma
    Enviado 27 Septiembre, 2011 de 10:46 | Permaenlace

    Comparto la “imagen” que apuntas, la de un cierto tipo de sabio, encerrado en un despacho frente a una gran mesa, ensimismado… , reconocido aún por el común de la sociedad, aunque también se oyen por ahí ciertos tópicos más que negativos acerca de la profesión (poco rigurosos, caros, no trabajan mucho…), por otro lado.
    La arquitectura y la labor del arquitecto, se han distanciado del pensamiento colectivo: apenas se habla o se opina sobre arquitectura y, aunque pueda ser arte, la versión “prét à porter”, sin embargo, la pateamos y la sufrimos todos los días, nos rodea, nos habla, nos condiciona sin ser conscientes de ello, a todos los ciudadanos…
    Deberíamos “bajar” del pedestal, hablar y escuchar, comunicar, apasionar a nuestros conciudadanos con el lenguaje de los espacios de este mundo real. Es necesario este esfuerzo.

  4. Enviado 29 Septiembre, 2011 de 20:28 | Permaenlace

    CADA EPOCA TIENE SU PROPIOS ARQUITECTOS BELLOS Y MUERTOS ….AHOARA LOS VEZ TU MUERTOS A LOS MAS VIEJOS Y CON MUCHA MAS EXPERIENCIA QUE TU……..PASARAN LOS AÑOS Y TU ENTONCES ESTARAS EN ESE LUGAR EL DE LOS MUERTOS ……NI TE PREOCUPES EN CAMBIAR NADA POR NADA CAMBIARA, SOLO TU CAMBIARAS Y AL FINAL ….EL RESULTADO SERA EL MISMO ..MUERTO….EMPRESARIALMENTE, COMPETITIVAMENTE, LO GRACIOSO DE TODO ESTO ES QUE NO ESTA PASANDO SOLO A LOS ARQUITECTOS SINO A MUCHAS PROFESIONES, PERO ESO TU NO LO MENCIONAS , CONVENIENTEMENTE O POR FALTA DE CONOCIMIENTO…..

  5. Enviado 30 Septiembre, 2011 de 9:52 | Permaenlace

    Rafael,
    Agradezco tu comentario y respeto tu opinión en algunas cosas estoy de acuerdo y en otras discrepo y me explico.
    Estoy de acuerdo en que cada época tiene sus propios arquitectos bellos y muertos y en que las generaciones jóvenes empujan y terminan sacando del mercado a sus generaciones mayores. Es un hecho. y esto ocurre en nuestra profesión y en otras. Hasta aquí ok.
    Estarás de acuerdo conmigo que Picasso a sus 90 años seguía siendo vanguardia o que Oscar Niemeyer no ha sido expulsado del mercado a sus 100 años.
    Es un problema de actitud, no de edad.
    Mantenerse actualizado, significa estar en conexión con la realidad de la sociedad y del mercado.
    Y eso implica un gran esfuerzo y un cambio de paradigma para en el caso de los arquitectos españoles, darse cuenta de que la profesión regulada del siglo pasado fue un regalo envenenado.
    Termino agradeciendo otra vez que compartas tu opinión con nosotros.

  6. Enrique Rayón
    Enviado 1 Febrero, 2013 de 21:03 | Permaenlace

    Un buen arquitecto no tiene edad, es un hombre sintético, multidisciplinar, capaz de ver las cosas en conjunto antes de que estén hechas y siempre al servicio de la sociedad. Es un gestor tanto a nivel interno como externo, capaz de motivar y liderar a su equipo para satisfacer al cliente. Es un hombre de empresa, además de un técnico y un artista organizando espacios. El arquitecto se reinventa día a día, se forma constantemente, algo imprescindible para disfrutar de una profesión cada día más exigente y peligrosa. Cada día más internacional y necesaria.
    La arquitectura y el urbanismo forman parte del gran reto del siglo XXI. La Arquitectura es una profesión longeva y de futuro porque es necesaria, resuelve problemas y sin duda es un buen negocio cuando lo consigue. Los estudios de arquitectura del siglo XXI no existen, están por inventar. Los estudios de arquitectura que conozco son pequeños, locales, mal dimensionados, carentes de un modelo de negocio innovador, sumidos en la rutina y la repetición, sin pasión por la tecnología y la innovación y a nivel organizativo un desastre. Aún así, su capacidad de producción limitada por el mercado y su calidad servicio no es mala. Nuestra arquitectura está muy bien considerada en el mundo por su historia y por sus realizaciones. Pero eso ya no vale porque no vende, hoy… y especialmente mañana, nos exigirán más que nunca un excepcional nivel de calidad. Algo que nunca nos hemos planteado hacer, y que en nuestro mercado es difícil poder cobrar si no eres capaz de contratar bien, aportando ventajas competitivas reales que te diferencien del resto. Eso no es fácil. Exige saber más de empresa, de marketing, de tecnología o de calidad,…. Exige conocimiento, entusiasmo, talento y equipo,….algo que con la situación actual del país no es fácil para nosotros ni para el resto de profesionales ya sean cocineros, ingenieros, periodistas o médicos.
    Los arquitectos españoles, si existen, si están formados técnicamente y son mejores de lo que parecen especialmente los de más edad. Aún cuando la edad no es lo más relevante, su talento, sus habilidades directivas y su experiencia sí.

  7. Enviado 2 Febrero, 2013 de 12:37 | Permaenlace

    Enrique,
    La clave es la reinvención de los estudios de arquitectura, eso es exactamente lo que significa RETHINKING ARCHITECTURE.
    Ahora bien o la profesión, todo el sector -colegios, universidades, arquitectos, etc- se convence de ello y se atreve a dar un salto REVOLUCIONARIO, en lugar de seguir “cambiando a poquitos” para terminar no cambiando el MODELO, o no tenemos nada que hacer.
    Gracias por tu excelente comentario.

Enviar un comentario

Su email no será nunca publicado o compartido. Son obligatorios los campos marcados con *

Activo
Activo