El lugar de referencia para aquellos arquitectos que quieren saber más sobre empresas de servicios profesionales de arquitectura.

Blog

Arquitecto de autor, comercial o de negocio ¿Y tú qué eres?

Película: El bueno, el feo y el malo (Source: elhumanoidedeltrajeverde) vía Parafilias

Quizás la pregunta del título de este post no esté del todo bien formulada, porque de cada una de estas tres características tienes algo, si es que desarrollas la práctica profesional de la arquitectura. Me voy a explicar.

Empezaremos por el principio. Las tres características básicas que tiene nuestra profesión son:

  • Arquitectura: relativo a lo que entendemos por la asignatura de proyectos.
  • Comercial: La importancia de la opinión del cliente en el resultado final.
  • Negocio: que tiene que ver con lo que hace nuestro cliente con el producto objeto de nuestro servicio y lo referente al propio negocio en el que nuestro cliente trabaja.

Estos son los tres modelos básicos/clásicos de posicionamiento para un arquitecto y están definidos en mi libro [Rethinking Architecture] y precisamente del comentario de un lector [1] nace este post.

¿Son incompatibles estas tres características? No, en absoluto. Todos en cada una de nuestras obras trabajamos estos tres campos básicos y le tenemos que dar una importancia mayor o menor a cada uno de ellos, pero los tocamos todos. Arquitectura tiene que haber siempre, al cliente hay que gestionarlo y el producto suele servir siempre para algo, aunque sea un uso más intangible. Por lo tanto concluimos que cada uno de nosotros balancea estas tres componentes para poder ejercer la práctica y que todos podemos conocer a grandes rasgos hacia cual de ellas se decanta más nuestro ejercicio profesional.

Pongamos tres casos particulares de proyectos concretos, para comprender mejor cual es la clave de cada característica:

  • Caso 1 en azul. Un edificio de viviendas. Fundamental que el producto se venda, que se entregue el proyecto en plazos, que cumpla presupuesto, que se construya con facilidad, que no tenga detalles que originen posibles problemas o vicios (Valoración=9), relativamente importante la atención al cliente. Al sr. Presboste, director de MACIZACIONES URBANÍSTICAS REAL ESTATE le gusta que le atiendan bien pero le preocupa mucho más la cuenta de resultados de su empresa. No olvidemos que su sueldo tiene una importante parte en variable. Lo que si le mola a la empresa es que los arquitectos personalicen las viviendas, es un buen gancho para vender (Valoración=5). Por último diremos que en los tiempos que corren, de altísima competencia, se presta más atención al diseño… pero sin exagerar. (Valoración=4)
  • Caso 2 en rojo. Un auditorio proyectado por Paco Megaestrella. Lo importante es cómo le queda a Paco el auditorio, que ganó por concurso. Esas fotos que ya está pensando publicar en “El chotis”. La ciudad, la empresa que gestiona, la contrata, etc son irrelevantes. (Valoración=9). La gestión del cliente no es importante porque para eso se ganó en concurso y no tiene demasiado que decir sobre cómo es el proyecto. Además no está muy claro quien decide en esa administración y todos temen el genio artístico de Paco… que es mucho Paco.  (Valoración=2). Lo que se vaya a hacer en ese auditorio no es sino un simple condicionante de proyecto. (Valoración=3)
  • Caso 3 en verde. El dueño de una emergente empresa del sector de internet, de esas que ganan cientos de millones al año decide construirse una nueva casa. Su mujer, Bree Mc Silicone no trabaja, para qué… si puede invertir su tiempo en vivir como una reina y en intentar dilapidar su fortuna por la Fifth Avenue de New York. La señora “Born for shopping” se encarga de la casa y se hace lo que ella quiere. Dios pille confesado a ese pobre arquitecto si no tiene diez veces más paciencia que el santo Job (Valoración=9). No le importa la calidad arquitectónica, aunque sí que quede medianamente fashion (Valoración= 5) y la pasta, los plazos y esas minudencias le importan tanto como a Clak Gable [2] lo que hiciera Melania al final de lo que el viento se llevó (Valoración=2)

Gráfico de los tres modelos. Fuente propia.

Hemos llevado al paroxismo estos tres ejemplos para clarificar cuál es la cuestión clave en cada tipo de proyecto. ¿Podemos aplicar estos criterios para considerar a qué tipo de los tres pertenece no sólo un proyecto en concreto sino toda nuestra práctica profesional?

¿Sabemos cual de ellos es el que predomina? Lo dejo aqui. Continuará en una próxima entrega :)

[1] mis lectores: esos seres angelicales a los que tanto tengo que agradecer

[2] “Frankly, my dear, I don’t give a damn”

Y hablando de lectores, 1.000 gracias a todos nuestros lectores digitales.

Celebramos que éste, es el post Número 100

Comparte y disfruta
  • Print
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter

Quizás también te interese:

Enviar un comentario

Su email no será nunca publicado o compartido. Son obligatorios los campos marcados con *

Activo
Activo