El lugar de referencia para aquellos arquitectos que quieren saber más sobre empresas de servicios profesionales de arquitectura.

Blog

Derribando mitos: conceptos empresariales aplicados a la practica de la arquitectura. (iii) Arquitectos… ¿el tamaño importa?

No paramos de escuchar que las soluciones para la práctica de la arquitectura pasan por mensajes tales como “hay que ser muy grandes…hay que tener un tamaño mínimo”…incluso he oido hablar de masa critica.

Como cuestión previa, la pregunta que primero me viene a la cabeza es: ¿tamaño? Por favor, defina tamaño. Y eso hace que me asalten algunas preguntas más ¿Tenemos que ser grandes en facturación,  quizás en personal, tal vez en medios, o es nuestro centro de trabajo quien tiene que ser grande? ¿Todas ellas a la vez o sólo algunas?

Me viene a la cabeza que hace ya unos meses leí el artículo aparecido en cinco días, “Los estudios de arquitectura tendrán que crecer para sobrevivir”, donde se reflexiona sobre cual debe ser el tamaño de los estudios de arquitectura en España.

Como resumen diré que citan a A&H arquitectos, (citados ya en 99 ideas interesantes…) con sus 100 profesionales y sus edificios Monrose en Qatar, para ponernos un ejemplo de gran estudio. En este artículo escriben la opinión de Gonzalo García Muñoz:  ”los estudios grandes puede ofrecer precios más competitivos y obtener más encargos. La única forma de competir ahora es dar mejor servicio y para ello hay que contar con al menos cinco profesionales”. Raúl Bosque nos dice que su tamaño mínimo para vivir es de 20 a 30 profesionales o un millón de euros de facturación.

Desde luego que estoy de acuerdo en que el tamaño es una importante ayuda para satisfacer a una parte determinada de la demanda. Incluso que en muchos casos es decisivo. Es más, muchos proyectos de un determinado volumen que se tienen que entregar en un determinado tiempo, se contratan a “estudios” con tamaño suficiente o que en muchos concursos el tamaño se premia. ¿Pero esa es toda la realidad de la practica profesional en España?

Como último ingrediente citaré a Peter Ducker “ A los elefantes les cuesta mucho adaptarse, las cucarachas sobreviven a todo”. Se refiere a que la dificultad de adaptación al cambio es directamente proporcional al tamaño de la organización. Enfrenta dos conceptos AGILIDAD frente a TAMAÑO.


En general cuando oimos hablar de tamaño se estan refiriendo a número de arquitectos. Y si hablamos de modelo de organización, se refieren al modelo clásico: estructura empresarial jerarquizada. Bien, debe quedar claro que este es sólo uno de los muchos modelos posibles y que no por ser el que todos conocemos es el único, ni el mejor. Por que para empezar no hay una sola solución ni ninguna que sea la mejor siempre, porque todo depende de nuestra estrategia.

Lo importante es la adaptación a la demanda, lo esencial es nuestra propuesta de valor. El tamaño será una resultante de la demanda, de la competencia y de nuestra voluntad de crecimiento.

La teoría dice que el tamaño de nuestra organización debería ser exactamente igual al que es capaz de satisfacer a la demanda. La realidad aconseja que debe ser algo inferior al adecuado yendo siempre un paso detrás de la demanda. Es una cuestión de elemental prudencia como diría un letrado. Lo es fácil es decirlo, lo sé.

A mayor tamaño se supone que debe haber mayor rentabilidad. Se optimizan los recursos. Los gastos generales deberian tener un porcentaje menor respecto a las ventas. Pero eso era verdad antes, en el antiguo escenario de la practica de la arquitectura. Ahora no tiene porque ser así. Además de la rentabilidad que es conveniente están otros conceptos importantes. El caracter cíclico de nuestro mercado es una amenaza muy importante que hace que veamos con buenos ojos la externalización de parte de las operaciones. En teoría menos rentable pero más seguro. En el momento actual de fuerte competencia creo que el poder frente los proveedores ha aumentado notablemente y no se hasta que punto la teoría se cumple.

Las grandes empresas de arquitectura son eficaces frente a ciertos trabajos, es más, para un cierto volumen de edificación es necesaria una estructura importante. Pero esta estructura bien podría ser una “nube”.

Una cuestión si que es clara: para dirigir una empresa de un cierto tamaño es necesario contar con personal con conocimiento en gestión de negocios o subcontratar estas actividades. A mayor tamaño más problemas de gestión.

Este es un asunto que preocupa a los arquitectos, el tamaño de su organización. Os dejo un cuadro resumen que nos aporta unas ciertas características relevantes sobre las pequeñas y grandes empresas y sus ventajas e inconvenientes desde el punto de vista de unos cuantos indicadores.

Empresa Pequeña Empresa Grande
Inversión inicial baja alta
Barreras de entrada bajas altas
Poder de negociacion frente a clientes bajo* medio/alto
Poder de negociacion frente a proveedores nulo medio
Ámbito de mercado reducido amplio
Competidores muchos pocos
Costos fijos altos bajos
Operaciones sencillas complejas
TIC,s sencillas complejas
*excepto para alta diferenciación
Comparte y disfruta
  • Print
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter

Quizás también te interese:

Enviar un comentario

Su email no será nunca publicado o compartido. Son obligatorios los campos marcados con *

Activo
Activo