El lugar de referencia para aquellos arquitectos que quieren saber más sobre empresas de servicios profesionales de arquitectura.

Blog

5 razones y media para disipar los temores de un arquitecto.

Podemos decir, sin temor a equivocarnos,

que el futuro siempre asusta.

Es lo desconocido.

Y que particularmente en el momento que atravesamos con más razón,

por que no terminamos de verlo nada claro.

Voy a exponer cinco razones por las cuales un arquitecto no debe temer al futuro.

  1. No sé si es exactamente lo que deseas ahora, pero el mejor futuro posible para ti existe. Depende de ti poner los medios para alcanzarlo.
  2. Lo ocurrido hasta ahora te ha venido impuesto por la educación universitaria que has recibido y por el paradigma profesional que se ha inculcado. Si has fallado era porque no podías hacer mucho más.
  3. Si piensas que el futuro que nos espera es complicado, posiblemente tengas razón. Si piensas que quien esté preparado para afrontarlo con firme determinación tiene altas posibilidades de éxito, habrás eliminado el problema de autolimitarte a ti mismo. Tener temor no es una opción.
  4. Te enseñaron una forma de ejercer la práctica profesional que había dejado de existir. (Ya te habías dado cuenta, no es necesario que confirme tus sospechas)
  5. Para un arquitecto que quiere desempeñar la práctica profesional liberal, los enemigos no son sus propios compañeros. Los enemigos son las empresas del sector de la construcción con departamento propio, las ingenieras o consultoras que entrar a formar parte de este mercado con la excusa de que forman equipos pluridisciplinares. Ellos pretenden que desaparezcamos como competencia, (no existiríamos ya, sin la dura defensa hecha de nuestras atribuciones). No les daremos ese gusto, competiremos sin miedo.

¿y la media?

La media razón es que tienes una empresa como es bsA [rethinking Architecture] para ayudarte al encarar tu futuro. Pero sólo si de verdad lo deseas.

Comparte y disfruta
  • Print
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter

Quizás también te interese:

9 comentarios

  1. Enviado 3 Junio, 2010 de 15:54 | Permaenlace

    5 Buenas razones. Gracias por estar siempre incentivando la profesión.

    Un saludo
    Enrique

  2. David
    Enviado 24 Julio, 2010 de 19:34 | Permaenlace

    Después de ver lo que hacéis, me gustaría saber qué avales tenéis para decir que sóis media razón más… ¿Qué despachos habéis dirigido? ¿Cuáles son vuestros clientes?

  3. JJ. Quintana
    Enviado 26 Julio, 2010 de 10:19 | Permaenlace

    David, veo que disfrutas dandome caña. Lo asumo con deportividad.
    Para mi supone una alegría comprobar que lees el blog.
    Pero eso ya lo hacen muchos otros, la diferencia y lo que te tengo que agradecer es que escribas comentarios (eso sólo lo hacen unos pocos).
    Intentaré seguir respondiendote y espero poder llegar a hacerte ver que la iniciativa bsA es un buen proyecto de presente y de futuro.
    Además, por el tenor de tus comentarios, creo que estamos de acuerdo en muchas cosas. Creo que al igual que yo piensas que los arquitectos deben de integrar en su actividad la gestión de negocios y cambiar el enfoque actual.

  4. IE
    Enviado 4 Mayo, 2011 de 11:34 | Permaenlace

    Hola…

    Las cuatro primeras razones me parecen perfectas, la quinta no me parece tan buena. Las ingenierias, las consultoras o los departamentos técnicos de constructoras y promotoras, lo que hacen (hacemos) es racionalizar los sueños de grandeza de algunos (y subrayo algunos) arquitectos.
    En un mercado como el actual… donde no todos los proyectos pueden ser de Norman Foster (por ejemplo)…. hay que optimizar y conjugar diseño y construcción con rentabilidad económica, y aunque hay arquitectos que lo entienden y comparten esta visión, desgraciadamente hay otros que no…. por lo que es a estos a los que nos tenemos que dirigir para que adecuen su trabajo e imaginación a los objetivos de rentabilidad del proyecto, que en el fondo es lo que le interesa al que nos paga a todos (el promotor)

  5. JJ. Quintana
    Enviado 4 Mayo, 2011 de 13:30 | Permaenlace

    IE,
    La empresa de servicios profesionales de arquitectura ESPA, es una tipología muy específica de empresa.
    Debe combinar y hallar el equilibrio preciso entre Arquitectura, estrategia competitiva y gestión empresarial.
    Los agentes que cito pretenden ser sustitutos (dispensar los servicios de arquitectura), de las ESPA´s y convertir al arquitecto en una trabajador más.

    Una ESPA deberá aportar valor a todos los integrantes del sector.
    Muchos arquitectos han vivido aislados y al margen del resto de los intervinientes del sector. Son una especie en extinción y no seré yo quien los defienda.

    Vamos hacia un sector integrado donde los intervinientes deben colaborar.

    No todas las ESPAS son iguales, quizás deba escribir una entrada explicando cuál es mi punto de vista al respecto.

    Gracias IE y perdona si el 5º punto te ha podido resultar molesto, creo que si lo hablamos con más tiempo encontraremos muchos puntos donde estar de acuerdo.

  6. IE
    Enviado 4 Mayo, 2011 de 22:41 | Permaenlace

    JJ:

    Efectivamente tenemos mas puntos de acuerdo que de desacuerdo….

    Comparto tu filosofía de la ESPA, pero no todos los “agentes citados” pretenden ser sustitutos del arquitecto (aunque tengo que reconocer que algunos hay…), tras mas de diez años dirigiendo proyectos me he encontrado de todos los tipos de arquitectos, y efectivamente… son esos que han vivido aislados a los que hay integrar en el nuevo sistema de gestión (si se dejan….).

    Enhorabuena por el blog, es muy interesante

  7. JJ. Quintana
    Enviado 5 Mayo, 2011 de 9:42 | Permaenlace

    IE,
    Muchas gracias.
    Efectivamente el sector de la construcción tiene unos agentes:
    Financieros: Promotor y Banca.
    Operativos: Gestión de la promoción, Constructoras y subcontratas, Profesionales (arquitectos, aparejadores, ingenierias, abogados, etc)
    Reguladores: administraciones.
    En cuanto a la propiedad: desde el propietario inicial del suelo, hasta el propietario final de la finca terminada.

    El sector tiene una cadena de valor y los intervinientes intentan capturar la mayor parte posible de la tarta.
    Ocurre que algunos (y tienes razón que no son todos ni mucho menos) pretender acaparar la parte de la tarta de otros e incluso sustituirlos.
    Los arquitectos estamos poniendo en bandeja nuestro lugar en el mercado si no aprendemos a competir. Historicamente nos defendimos mediante la regulación de la profesión, pero el creciente número de arquitectos, ha convertido un gran porcentaje en potencial trabajador por cuenta ajena.
    La propiedad de la empresa se independiza del arquitecto que firma.
    La empresa clásica de arquitectura (esa de la que hablábamos) se convierte en una empresa perdedora.
    Algunas ingenierias se dieron cuenta de la oportunidad de crecimiento que les permitía el mercado de los arquitectos y no lo desaprovecharon y para algunos constructores la figura del arquitecto, como alguien externo a su empresa que caracteriza el edificio, no deja de resulta molesta.
    Algunos promotores y constructores incorporan a sus estructuras departamentos de arquitectura.
    IE, me refería a este tipo de sustituciones.
    Mil gracias por tener la gentileza de leernos.

  8. Lucas
    Enviado 21 Enero, 2016 de 9:40 | Permaenlace

    Recientemente he oido como el gran Patxi se regodeaba de que pagaba “menos que el macdonalds”. Que los alumnos que quisieran ganar dinero se apuntaran al macdonalds. Tambien de cierta arquitecturía pamplonesa regida por profesores a la que denuncian reiteradamente por no pagar las cuotas de la seguridad social. Que quieres que te diga, prefiero ser asalariado de una ingenieria que de nuestros compañeros de profesion.

  9. Enviado 29 Enero, 2016 de 18:55 | Permaenlace

    Lucas,
    Se lo comentaré a Patxi la próxima vez que lo vea…
    A ver qué me dice.
    Yo había leído que tenía a todo el mundo con contrato.
    Mejor o peor pagado pero con contrato.
    Debemos respetar la decisión de cada uno, entiendo que prefieras ganar más en una ingeniería, pero hay que respetar a aquellos con ansia de aprender.
    Eso justifica que se les pague menos,
    quizás si…
    pero cuanto menos
    ¿Cuanto es lo justo?

Enviar un comentario

Su email no será nunca publicado o compartido. Son obligatorios los campos marcados con *

Activo
Activo