El lugar de referencia para aquellos arquitectos que quieren saber más sobre empresas de servicios profesionales de arquitectura.

Blog

Declaración de intenciones

Los arquitectos estamos frente a una encrucijada. Vamos a tener que adaptarnos a la nueva realidad y de una vez por todas aprender a competir. Para ello, podríamos aprender técnicas concretas en libros sobre management, marketing, operaciones, recursos humanos, nuevas tecnologías, innovación, finanzas y un largo etcétera, donde todo está escrito de forma precisa. Lo más probable es que nuestro terrible esfuerzo no obtuviera excesivo premio. No creo que entendiéramos gran cosa. Además, obrar de esta manera, quizás no sea lo más adecuado en el momento en que nos encontramos.

El problema al que se enfrenta el arquitecto hoy en día no reside en aprender y aplicar una serie de reglas de técnicas. En el fondo es una lástima, puesto que la solución sería sencilla. Las bibliotecas están llenas de conocimiento sobre estas materias.

Si seguimos haciendo lo mismo que antes, aún correctamente maquillado, lo más probable es que obtengamos resultados similares. Si no cambiamos nuestra forma de pensar, no hay nada que hacer.

El esfuerzo de este libro está dirigido a posibilitar el cambio y se centra en intentar que el lector pueda comprender con claridad la idea de conjunto que se propone y los conceptos importantes. No me preocupa si son completamente exactos desde el punto de vista de una impecable precisión académica. No es necesaria tanta finura, lo que sí es trascendental es la comprensión las ideas, los conceptos y, sobretodo, que el cambio se produzca y que tenga consecuencias desde un punto de vista práctico. Si la teoría no puede aplicarse, no sirve para nada.

Se escuchan en boca de muchos diversas soluciones a la problemática en la que nos vemos envueltos. “Hay que aprender más sobre marketing”,  “la solución es convertirse en una empresa” o “lo que había que haber hecho era diversificar”. Son palos de ciego.

El problema al que se enfrenta el arquitecto debe ser comprendido, entendiendo la práctica profesional de forma holística.

No seré yo quien diga que la solución que planteo sea la única y ni siquiera que sea la mejor. No aspiro a ello. Lo importante es que pueda ser la solución o ayudar a serlo para muchos arquitectos.

Comparte y disfruta
  • Print
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter

Quizás también te interese:

Enviar un comentario

Su email no será nunca publicado o compartido. Son obligatorios los campos marcados con *

Activo
Activo